Materiales publicados

martes, 10 de abril de 2012

CHÁVEZ LA FE CRISTIANA Y EL 11 DE ABRIL

Gaspar Velásquez Morillo


No está en discusión si el pueblo cree o no, pero la feligresía cristiana en
Venezuela se ha volcado a su acto de fe fuera de la institucionalidad e
inclusive fuera de los recintos religiosos; es más, numerosa membresía
alberga sólo en su pecho y en su práctica humanitaria el verdadero
cristianismo que se expresa en las disímiles Misiones y en la sociabilización
de la política donde uno de los objetivos subyacente es pregonar a Cristo con
el Buen Vivir en la tierra y no solamente en el cielo.

El Comandante Chávez ha visitado, orado, confesado, comulgado, en templos
e iglesias dentro y fuera de Venezuela que evidencia su genuina militancia
en la fe cristiana, pero también ha dicho que Cristo se encuentra con certeza
en cada risa de los y las niñas, en cada acción de hombres y mujeres que
adoran la justicia; el Comandante Chávez ha renovado la confianza en Cristo
por parte del pueblo llano aunque el pueblo de cada barrio, cada campo
y urbanizaciones en su intuición le tienen desconfianza en la jerarquía
eclesiástica porque lo que le toca hacer a esta cúpula arrogante y prepotente
lo ha hecho el comandante Chávez, pregonar la fe cristiana y la vida crística
para dar al pueblo lo que es del pueblo, dar al pueblo lo que el pueblo se
merece.

El comandante clama por vida para dar vida, de contra sentido la jerarquía de
la iglesia “cristiana” avala las muertes propiciadas por francotiradores, avala
el Golpe de Estado, la meritocracia de los “pedevecos” así como masacres
del 11 de abril de 2002, bendicen a los y las golpistas, hay que ver! el máximo
representante de entonces conminó sin ningún pudor al secuestrado Jefe de
Estado Hugo Chávez Frías electo por la mayoría del pueblo “a renunciar como
creyente en nombre de la iglesia y nombre de Dios”.

El Comandante Chávez ha imbricado el proceso político con el acto de la fe
cristiana militante, lo que no han podido hacer la alta jerarquía eclesiástica,
el Comandante ha direccionado en la políticas publicas y sociales el acto

real y verdadero de la fe cristiana, pero los jerarcas han direccionado
su función hacia la política partidista burguesa, pro imperialista, y hasta
han ido a mal poner al gobierno venezolano ante la sede papal y en las
iglesias donde cuentan con una minoría sacerdotal escuálida, develando
comprobatoriamente lo que todo el mundo sabe, la jerarquía eclesiástica
juegan, siempre han jugado y jugaran un papel político militante y
comprometida pero a favor de las putrefactas clases burguesas y de la élites
políticas partidistas pro imperialistas.

La cúpula católica en Venezuela ante los críticos problemas heredados de
la República Oligárquica, marcan la distancia y subrepticiamente presentan
dichos males como “problemas nacientes del fracasado e inviable modelo
socialista para Venezuela” ocultando una verdad irrefutable, que una
sociedad emerge de la sociedad anterior y sus males propios se prolongan
aún después de la Transición o de cualquier transición hacia la sociedad que
emergen.

La profunda y actual transformación socio política que vive Venezuela
asume una de las fuentes del Socialismo del Siglo XXI que es la Teología
de la Liberación, que nació y consiguió terreno fértil en las tierras
latinoamericanas, que hilvanada con lustroso brillo con la Epopeya
independentista de este nuevo mundo rompió las cadenas del yugo español,
además la génesis libertaria de los indígenas marcó el rumbo y destino de
estos pueblos, donde seres excepcionales que dieron continuidad a las luchas
contra el vasallaje imperial europeo como nuestras Glorias Patrias dieron el
todo por el todo por tener patria y así las generaciones sucesivas han hecho
lo que han tenido que hacer, han tenido que hacer lo que han podido hacer,
ahora contra el imperio gringo.

El Comandante Chávez lo ha declarado, que ya no será la misma persona que
una vez rescatado de la muerte sacó el crucifijo que lo acompaña y declaró la
paz, “que todos vuelvan a sus casas” acción cristiana que fue mofada por la
burguesía y sus partidos políticos quienes carentes de fe cristiana, sin dolor
por los muertos de ambos bandos y sin inmutarse siguieron y siguieron en su

empeño desestabilizador hasta el presente.

La magnanimidad del Comandante Chávez suplió el artículo 7 constitucional,
que enmarca que dentro de la constitución todo, fuera de la constitución
nada; pero hoy el pueblo es aún más cristiano pero consciente que no
basta rezar, es un pueblo que está politizado y consciente que existe el
Cristo de los pueblos y acompañado por ese Cristo va en marcha alegre,
festivo y comprometido programáticamente hacia la lucha de clase, hacia la
confrontación de intereses, de la inmensa mayoría que hoy ve convencido
que el camino es el socialismo como redención de la humanidad versus los
oligarcas que defienden los intereses de unos pocos adinerados.

Por Cristo se va a la pelea y por una vida crística para el pueblo se va a la
lucha.

gaspar_velasquez@yahoo.es
Facebook / Gaspar Velásquez Morillo
http://elmuraldegasparvelasquezmorillo.blogspot.com
@gasparvelasquez

No hay comentarios.: