Materiales publicados

lunes, 17 de octubre de 2011

Las encuestadoras…. ¿comerciantes de la opinión?
Por: Luis Semprún Jurado

"No es lo que se dice, sino como se dice"
Anónimo

Las encuestas han pasado a ser uno de los negocios más lucrativos en Venezuela y uno de los más desprestigiados. La gente dejó de creer en las encuestas cuando se dio cuenta de que una cosa es el resultado que le presentaban al cliente y otra el que presentaban a los demás. Pero de alguna manera siguen siendo un método de medición de preferencias de los grupos o sectores a quienes van dirigidas y "entrevistan".

La gente cree lo que quiere creer. Por eso, frecuentemente escuchamos decir en la calle "Esa encuesta es chimba, está manipulada". Y es que los encuestadores salen a hacer su trabajo en los estratos y sectores que le son asignados y sólo reflejan lo que allí obtienen por respuesta. Por eso tienen poca influencia sobre el colectivo. Sólo encuestan donde escuchan lo que quieren oir como respuesta, en pequeñas cantidades y en sectores selectos.

En la actualidad, todas las encuestadoras, desde Datanálisis, pasando por GIS XXI, IVAD y hasta Hinterlaces, ofrecen en sus resultados el favor de la población, acerca de la gestión del gobierno del Comandante Chávez, en porcentajes que varían desde un 54% hasta un 68%. Para la oposición y para los tarifados, parece increíble que, después de 11 años de gobierno, el presidente tenga tan alto porcentaje de aceptación.

Por ello, algunos intelectualoides de pacotilla, de la derecha, acusan a las encuestadoras de carecer de un código de ética y hasta opinan que empresas como Hinterlaces y Datanálisis, por solo mencionar algunas, que siempre han sido férreas aliadas de la oposición venezolana, se hayan vendido por jugosos contratos al gobierno nacional para preparar una olla, si, una olla que le permita al Presidente hacer fraude, en unas elecciones, que según ellos no puede ganar, fraude justificado por los numeritos que éstas producen.

Esas eran las encuestadoras "élite", mientras mostraban resultados que no favorecían a Chávez, pero que ahora son "carroña" porque muestran la realidad.

Oscar Schemel, de Hinterlaces, declaró en distintos programas de televisión que "En nuestros números, para principios de septiembre el Presidente Chávez tiene 58% de evaluación positiva de gestión; seis de cada diez venezolanos evalúan de excelente, buena o regular la labor del presidente. El presidente Chávez sigue teniendo un liderazgo indiscutible. Chávez casi duplica a la oposición en capacidad para unir a los venezolanos" (sic). Que broma, y pensar que Schemel es un opositor reconocido que siempre habló mal de Chávez..

Esas declaraciones, junto a los números presentados por Datanálisis, IVAD, GIS XXI y otras, todos entre 54% y 68%, han creado un corto circuito, en el sector oposición, que los tiene al borde de la locura. Es que ellos creen en gente como "el resucitador" que dice que "Chávez no puede ganar estas elecciones" y se olvidan que Teodoro tiene un interés particular y personal en todo esto: sacar a flote su "venido a menos" panfleto incomunicacional.

Para nosotros, la mejor información, la mejor encuesta, es el sonido de la calle, lo que escuchamos en nuestro recorrer día a día, por las ruas de nuestras ciudades, pueblos y caseríos y que nos lo transmitimos de manera veraz, directa y oportuna. Ya aprendimos que quién tiene la información tiene el poder y que la desinformación y la mentira sólo ayudan a nuestros adversarios. No por ello desdeñamos, el análisis que podamos hacer sobre los resultados que nos presenten las antes mencionadas empresas, pero dándoles el valor que se merecen. Sobre todo, debemos observar con detenimiento el tipo y la forma de las preguntas que hacen. ¡Qué le va a importar al pueblo la "libertad de expresión" frente a un estado, con policías regional y municipal, que es ineficiente en la lucha contra el hampa y en brindar la seguridad ciudadana!

"Los pobres necesitan propuestas que no sólo les prometan mejorar sus condiciones materiales de vida. Los sectores populares también necesitan certeza de que no van ha ser excluidos, de que no van a ser humillados, de que no van a ser nuevamente despreciados. Ahí falla la oposición y es precisamente allí donde el presidente Chávez tiene su mayor fortaleza y los mayores porcentajes". Con esas palabras Oscar terminó de enterrar a la oposición. Con razón dicen que se vendió; es que les metió el dedo en la llaga.

Por eso, ¡Pueblo, conoce a tus verdugos!



Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

No hay comentarios.: