Materiales publicados

miércoles, 19 de octubre de 2011

ALBORES DE VERDADERA DEMOCRACIA

Darío Botero Pérez

CONTENIDO

Cuestiones de autoritarismo. 1

Culpables desenmascarados. 3

La dignidad se impone. 4

Autoridad legítima. 6

Maniobras de decadentes. 7

Asunto individual y social 8

Mecanismo democrático real 9

Vanguardia meritoria. 10

ANEXOS: 11

Cuestiones de autoritarismo

La sociedad plana, racional, justa, equitativa, solidaria, tolerante, libre e igualitaria -que habrá de remplazar a las desequilibradas y detestables que han dominado en la Historia a punta de brutalidad, pisoteando las decentes y civilizadas, que también han existido-, es incomprensible para los cerebros reptilianos de los psicópatas.

Se trata de seres que han hecho del crimen, la manipulación, la subyugación, la expropiación y la explotación del prójimo, tanto como de la destrucción de la Naturaleza, su arte personal y su exclusiva profesión.

En su miope arrogancia -velada con títulos universitarios altamente prestigiados, o con fortunas enormes, o con respaldos incondicionales de lacayos sin escrúpulos-, se les hace imposible que puedan escapar de su control mental las masas amorfas y alienadas, tan consumistas, estresadas e ingenuas, distraídas y enfrentadas mutuamente con las amenazas del consumo de cigarrillos.

Según los depredadores de la Naturaleza que han acabado con los árboles patrimoniales en Medellín y el Amazonas, el cigarrillo es capaz de causar todas las enfermedades concebibles, lo cual no debe compartir Sarita Montiel; y los médicos honrados podrían desmentirlo.

Para manipular a sus masas dóciles y crédulas, igual sirve mantenerlas aleladas con las delicias del fútbol, cuyas estrellas brillan más que Marylin Monroe. Y alrededor del cual, los manipuladores de la especie también fomentan la violencia social, entre hooligans de uno u otro equipo o contra no-hooligans ajenos a tal fanatismo laico

También es efectivo mantenerlas enredadas entre la represión, el negocio, el crimen, la violencia que destruye el tejido social y asesina a la juventud, el placer y el dolor, orquestados alrededor de la seducción que los alucinógenos han significado para la Humanidad a través de su existencia.

Esta experiencia antropológica, que muchos consideran mística, no puede ser extirpada por ninguna medida represiva, aunque no lo crean los mojigatos con complejos de sanos y mejores.

Son anacrónicos inquisidores resueltos a quemar en la hoguera todo lo que no entienden y los escandaliza, pues lo perciben como una amenaza al imperio de la estupidez, la hipocresía, el crimen y la depredación, disfrazado de virtuoso, en el que los inescrupulosos se mueven como peces en el agua, abusando de los dignos, mansos y nobles que se niegan a corromperse y prefieren dedicar sus vidas a establecer una sociedad plana que a todos los respete.

Pero la limitación del juicio de los abstemios, generalmente poco conocedores de la llamada Universidad de la Vida, y llenos de prejuicios insalvables, pues muchas veces son de corte religioso-moral y ajenos a la ética; les sirve para mantener la rentable prohibición, a los bandidos que sí conocen muy bien la fuerza adictiva de las sustancias arbitrariamente ilegalizadas, tanto como el carácter atávico, genético o hereditario de su consumo.

Para mantener la rentabilidad de sus sucio negocio con sustancias sagradas, se valen de la aprobación -férrea, sicótica e histérica- de los ingenuos, ilustrados y cultos prohibicionistas que se creen superiores moralmente a los adictos, de modo que se atribuyen el derecho a controlarles sus vidas de adultos. reprimiéndolos por sus vicios y tratándolos como a delincuentes o, en el caso de los represores más civilizados, como a enfermos.

Sin dudas, ante la creciente ola de crímenes fundados en la prohibición de las drogas del placer, impuesta por el Neoliberalismo para complementar su labor de destrucción de las naciones, va siendo hora de que los humanos con inclinaciones naturales a ellas, tal como lo lograron los alcohólicos, impongan la legalización plena de las sustancias que les gustan, de modo que no los sigan envenenando ni discriminando coma a bichos inferiores y desechables para que la DEA pueda continuar haciendo de las suyas.

En últimas, contra toda clase de supervivientes, en particular los que detestan el vicio y la farándula, ha resultado efectivo mantener a las masas aterrorizadas (paralizadas de miedo e incapaces de pensar) con las amenazas “terroristas” del agente de la CIA, dedicado a diezmar musulmanes pero al que los halcones de Washington (sionistas y wasp) le atribuyeron la derribada de las torres gemelas que ellos mismos, con la complicidad de George W. Bush, se encargaron de auto derribar.

Buscando precipitar la tercera guerra mundial, que los obsesiona y les es indispensable para continuar abusando de la Humanidad y destruyendo la biosfera, se ocultaron tras Al Qaeda y su legendario jefe, el petrolero santón, socio de los Bush en los negocios del petróleo y del terror, Osama Bin Laden, ya sacrificado por sus patrones para aportarle argumentos de reelección a Barak Obama.

Con estas argucias de “divide y reinarás” se protege a los enemigos comunes, pues sus canalladas pasan desapercibidas para esas masas fanatizadas, dedicadas a combatirse entre sí.

Por su lado, a los usanos, quienes los desgobiernan los tratan como si no fuesen humanos con derechos. Los condenan a dar sus vidas por defender las de quienes los oprimen y los descalifican. Inclusive, les imponen el arrasamiento de pueblos, con los genocidios respectivos de la población civil e inerme de los países invadidos para robarles sus riquezas.

¡Pero, a pesar de su impudicia, aún tienen razón los potentados inescrupulosos!

Las masas alienadas poco caen en cuenta de las amenazas definitivas que el consumismo autocrático y depredador, del cual son víctimas incautas y fieles, representa para la conservación de la biosfera y la continuidad de las formas de Vida que ha albergado.

Culpables desenmascarados

De todos modos, constituyen un crimen que ha escandalizado a la Humanidad, las implosiones del 11 de septiembre de 2001, mediante las cuales derribaron varios edificios en el World Trade Center, no sólo las torres gemelas impactadas por sendos aviones conducidos por terroristas entrenados en USA y, sin duda, por USA.

O sea, por una determinación deliberada de los halcones que desgobiernan las sociedades y destruyen el Mundo, interesados en revivir las épocas gloriosas de dominación universal sobre una Humanidad aterrada por la inminencia de la guerra atómica, durante el período de la “Guerra Fría”, cuya capacidad para apabullar masas (excepto en la alienada USA) no ha podido ser remplazada por la falaz lucha contra el terrorismo, ni tampoco por la igualmente hipócrita y letal “guerra contra las drogas”.

Claro que esta “razón de estado” se encubre ante los ciudadanos usanos desprevenidos, haciéndoles creer que sus crímenes de lesa humanidad son por defender la civilización occidental, en particular la detestable y falaz democracia representativa.

O, a partir del estratégico 11-S, como respuesta a los ataques criminales del complejo industrial militar, que les cobraron a los afganos y a los irakíes aunque eran inocentes, sólo dizque porque Al Qaeda se escondía en Afganistán, contando con el respaldo de los teocráticos y criminales talibanes; y porque, supuestamente, Sadam Hussein poseía unas armas nucleares que la AIEA había asegurado desde hacía varios años que no existían.

La dignidad se impone

En consecuencia, a pesar de sus mentiras que ya muy pocos creen, pronto habrán de pagar el horroroso crimen sus verdaderos protagonistas, pues ya los patriotas usanos están dejando de ser tan sumisos con sus amos sionistas.

Ya no están resignados a dejarse imponer el robo de sus casas y prestaciones sociales. Ni, mucho menos, con el cuento reforzado de combatir el “terrorismo”, van a continuar permitiendo el despojo de sus derechos civiles, sociales, económicos y políticos -que el infame Obama resaltó como grandes valores de los padres fundadores, cuya vigencia plena estaba dispuesto a rescatar, cuando se posesionó engañando al mundo con retórica.

En síntesis, los ciudadanos usanos han sacrificado su dignidad por miedo, prejuicios, engaños y cobardía. Pero ya están despertando.

Simultáneamente, van dejando de ser tan arrogantes ante y contra el Mundo entero. Están entendiendo la perfidia del Continuity of Goverment (COG) que los engaña, ensoberbece, manipula, expropia, exprime, sacrifica y desprecia.

De ahí el creciente movimiento “Occupy”, que comenzó ocupando a Wall Street en Nueva York, el 17 de septiembre -nueve meses después del fructífero holocausto de Bouazizi en Libia-, en un claro repudio del 99% de la población a los banqueros, aseguradores, financistas y “bolsistas” o “bolseros” o “carteristas”, todos ellos ladrones de cuello blanco y sin capacidad de enmendarse.

Estos enemigos comunes, ahora han resultado dizque apoyados por el 53% que paga impuestos, según artimaña mediática de los neoconservadores para restarles fuerzas a las imparables y crecientes protestas que están anunciando por todo el Mundo la inhumación de la Historia junto a los impostores que han dominado, durante su vigencia de 10.000 años, a los demás humanos no sicópatas y, por ende, poseedores de sentimientos nobles y solidarios, pues carecen del cerebro reptiliano que caracteriza a los opresores, ambiciosos y desalmados.

En otras palabras, llegó el tiempo de los evolucionados, creativos y pacíficos que detestan la violencia y el abuso, y que están predestinados para poseer la Tierra, según una famosa bienaventuranza formulada por Jesús y que recuerda el retorno, mejorado con el conocimiento adquirido, del idílico comunismo primitivo que le atribuimos a los períodos anteriores a los del dominio de la codicia y la infamia características de los grandes hombres de la Historia, que se han destacado por su brutalidad.

Esta profecía del Maestro del Amor explica el desespero de los sirvientes de los potentados, que refleja la creciente angustia de los mismos potentados decrépitos, realmente “impotentes” ante el pueblo resuelto a ejercer directamente el poder y a recuperar las riquezas que calmen las hambrunas y eliminen las desigualdades artificiales impuestas por los desalmados, que siempre se han impuesto a los demás mediante el engaño y la violencia.

De ahí que a los indignados de USA, cada vez se les suman más ciudades y, sobre todo, más ciudadanos que ya no volverán a cerrar sus ojos, para espanto de quienes se han encargado de que no los abran pero, cada día, ven cómo sus argucias dejan de servirles ante individuos dignos, soberanos, libres y pensantes, resueltos a conquistar su divinidad personal, sin arrodillársele ni arrodillar a nadie.

Por su lado, la COG, ese misterioso y todopoderoso “Gobierno en la Sombra” ya actúa en todo el Mundo, mediante el globalismo enfermizo de los potentados que se aprovechan de la Aldea Global descubierta por Marshall Mcluhan para imponer el insípido modelo social descrito por Aldous Huxley en su libro “Un mundo feliz”.

Afortunadamente, en todo el Mundo está siendo rechazado por las personas dignas, con el propósito de instaurar una sociedad global que respete todas las “heterotopías virtuales”, como llamó alguien la abundante e incontrolable diversidad que permite la expresión libre a través de Internet.

Mediante él, y gracias a avances tecnológicos como los que se craneó Steve Jobs, tanto como a la disposición de toda clase de información y hasta de conocimientos, se ha dado objetivamente una verdadera revolución tecnológica.

Su dimensión pedagógica es de un orden muy superior al del sistema educativo tradicional, que los neoliberales desean manejar a su antojo para manipular y alienar a las personas de la manera propuestas por Huxley, clasificándolas en categorías desde alfa hasta delta, o desde el genio convencional hasta el idiota proverbial.

Autoridad legítima

Afortunadamente, hay que insistir para regocijo de la Vida y el Planeta, cada elemento de esas masas alienadas que logra entender el engaño de los potentados empeñados en acabar con todo, deja de ser harina de los costales de donde salen esas masas.

Recupera su dignidad, su orgullo, el sentido de su grandeza personal. Resuelve actuar soberanamente, coincidiendo con otros ex alienados que se han vuelto multitudes conscientes, deliberantes, participantes.

Aunque escandalicen a los “dotores”, todos los verdaderos demócratas, que están sepultando a los potentados y han despreciado a los “representantes” y demás políticos de profesión (politiqueros), son capaces de intervenir en la definición de las instituciones inéditas que habrán de garantizar la consolidación de la Sociedad Democrática Global que ya empezamos a construir.

Ésta es la que a todos nos reconoce nuestra dignidad, brindándonos las mejores condiciones posibles para participar en la definición de los asuntos que nos afectan.

El propósito es vivir la Vida con honor y abundancia, siempre e intensamente, sin escaseces artificiales ni derroches propios de persona mimada, ególatra, inconsciente, insaciable y bruta. O sea, una Vida ajena a los valores de gentuza con el retraso social y mental propio de potentados y sus mezquinas apreciaciones.

Esa es la naturaleza de la verdadera democracia que deja a los “representantes”, a los “gobernantes” y a todos sus sirvientes, sin funciones y en trance de ser castigados. Por lo pronto, están siendo repudiados por quienes han sufrido sus engaños, una vez desenmascarados con denuncias como las de Wikileaks y su lascivo y valiente jefe, Julian Assange.

Con las “condiciones objetivas” (expresadas en la crisis irremediable del sistema depredador y jerárquico, tanto como en el alto desarrollo de las fuerzas productivas, fundadas en la ciencia y la tecnología pero degeneradas por la codicia de los capitalistas), sumadas a las “condiciones subjetivas” (representadas por la conciencia creciente de la población despojada de poder y riquezas, ya convencida del carácter abusivo e injustificado de los opresores comunes), actualmente todo coincide para que la Humanidad realmente sana, noble, honorable y solidaria, haga gala de su inteligencia, su grandeza y su sensibilidad, en un plano de igualdad que elimine cualquier aspiración de superioridad política o legal, ya sea de un potentado, de un militar, de un ministro religioso, de un gobernante o de cualquiera con complejos de ese tipo.

Maniobras de decadentes

Incidentalmente, son estas aberraciones psico-sociales, también conocidas como “delirios de grandeza”, las que tanto ha promovido, admirado, cultivado y alimentado la moribunda Historia.

Pero ya pocos embaucados están dispuestos a tolerarlas, aunque las campañas electorales sigan en marcha porque les son indispensables, para legalizar sus abusos, a los farsantes que se lucran suplantando al prójimo en el manejo de los asuntos comunes.

Generalmente, buscan ser elegidos en su beneficio personal, de modo que no temen traicionar los intereses de los electores ni desconocer su voluntad, cuando les convenga.

Por fortuna, esta voluntad soberana de los individuos ahora es expresada no mediante votos sino en manifestaciones, tanto como en discusiones libres a través de Internet, de claro rechazo a las medidas abusivas. Con ellas descalifican a los políticos de profesión, acostumbrados a cabalgar sobre las masas pero incapaces de entender la reacción de las multitudes conscientes y dignas.

Así lo comprueban las protestas de los “Indignados”, que se riegan globalmente como pólvora y están siendo imparables a partir de la “Primavera Árabe”. En escasos diez meses han logrado una difusión impresionante, que habrá de abarcar a todos los pueblos en el corto plazo, pues la revolución mundial es tan urgente como inminente y original.

Entre tantos casos disponibles por todo el Mundo -como el irlandés, el portugués y el griego, pues la ofensiva neoliberal es cada vez más amplia, desesperada, burda y hasta improvisada, dedicada a ensayar fórmulas fallidas y absurdas-, se destaca el triste espectáculo del parlamento español acatando las órdenes neoliberales con más abyección que cualquier país tercer mundista, y en pleno acuerdo entre los proverbiales opositores de pacotilla, PSOE y PP.

Sus peroradores dirigentes son farsantes, felices haciendo de Cicerones en el templo de su “monarquía democrática” encabezada por su rey fratricida, mientras negocian la patria atendiendo los deseos del Club Bilderberg.

De este exclusivo club, Juan Carlos de Borbón es un destacado socio español, junto a otros poderosos paisanos suyos, patrocinadores de lacayos como José Luis Rodríguez Zapatero y demás “subdidadanos” (semi-súbditos, semi-ciudadanos) que siguen sin indignarse.

Aunque están en campaña para remplazar al primer ministro, las órdenes del Imperio sionista son incuestionables. Escasamente algunos de los parlamentarios más radicales, representantes de grupúsculos minúsculos, se muestran ofendido por el contubernio dándose golpes de pecho.

Pero la soberanía de España queda pisoteada, mientras los políticos se rodean de circunspección y razones de lacayos para justificar sus reiteradas traiciones a la patria con su consecuente opresión contra los ciudadanos y los súbditos, a quienes tanto desprecian. (Ver anexo tomado de elpais.com: “Aznar califica el movimiento 15-M de extrema izquierda marginal antisistema”)

Asunto individual y social

A todos los involucrados nos corresponde intervenir en la definición de los asuntos públicos, participando en el diseño y la creación, a todo nivel, desde el barrio hasta la Tierra, de las instituciones y las normas necesarias para la convivencia y la atención de las necesidades de los individuos afectados por las decisiones que se tomen, y que en las sociedades jerárquicas se reservan unos cuantos privilegiados.

Entre tales instituciones que aseguren la supervivencia pacífica y gratificante para cada miembro de la especie, y hasta para cada ser vivo; no cabrán las imposturas de los poderes ejecutivo y legislativo en que fundan su dictadura la burguesía y sus imitadores, aprobando las leyes a su antojo, llegando a distorsionar las mismas constituciones políticas que tampoco suelen ser realmente pactadas por el pueblo sino por algunos especialistas que lo suplantan.

Y la impartida de justicia habrá de ajustarse a la sensibilidad de las comunidades, aplicando las normas de que se doten, en vez de permitir que unos individuos venales sigan haciendo de las suyas, negociando con la ley para hacer pasar sus sentencias arbitrarias como verdadera y sofisticada justicia, incomprensible para las masas ignaras que de escuelas de derecho y de leguleyadas, sutiles o burdas, no entienden nada, de modo que se asustan por cualquier perdón inmerecido e injustificado, como los concedidos a Dominique Strauss-kahn, por ejemplo.

Mecanismo democrático real

La definición de los objetivos comunes de cualquier comunidad, compete a quienes se vean afectados por ellos. La manera de alcanzarlos, es tarea común que nadie se puede arrogar, al contrario de lo acostumbrado por los representantes y delegados en la democracia burguesa o liberal.

El acuerdo será fruto de un debate tan amplio y franco como sea necesario para establecer todas las consecuencias y los requisitos de las decisiones que se adopten, comprometiendo a toda la comunidad en velar porque sean acatadas y cumplidas.

No es asunto de votos ni de expertos que nos suplanten, sino de convicciones fundadas en argumentos racionales, intereses reales y conveniencias claramente identificadas.

De esta forma, la prevaricación propia de las instituciones jerárquicas pierde absolutamente la posibilidad de existir, de modo que los culpables no podrán eludir sus castigos con recursos leguleyezcos, como los de DSK, valga la repetición.

Tampoco podrán cambiar las constituciones de que se doten los pueblos; ni habrá aparatos dedicados a cocinar leyes en beneficio de individuos cercanos a quienes creen tener la grandeza, inteligencia y lucidez necesarias para suplantar a los ciudadanos.

También, las instituciones represivas desaparecerán por carencia de justificación.

Quien ofenda a la sociedad violando sus normas, será castigado por la sociedad, de acuerdo a procedimientos definidos previamente por ella misma, en vez de delegar en elementos armados o en jueces especializados impartir justicia a su antojo; esto es, de manera generalmente arbitraria e inicua.

Vanguardia meritoria

Los pioneros de Túnez, Egipto y Libia -contando con el respaldo de la Humanidad decente de todo el mundo, identificada bajo la divisa común de los “Indignados”-, sabrán impedir que los suplanten esos siervos de potentados, que actúan como políticos profesionales o se apoyan en las armas o en los ritos religiosos para imponer sus intereses sobre los de la población.

Consecuentemente, la más clara muestra de ese respaldo de los miembros sanos de la especia humana, es exigir en cada pueblo el derrumbe de los jerarcas que lo subyugan, tanto como la distribución equitativa de la riqueza que monopolizan, a fin de que las injusticias, el hambre y la miseria sean derrotados en el Mundo entero de una vez por todas, en forma simultánea, como lo estamos viendo desde la auto inmolación, en una ciudad intermedia de Túnez, de Mohamed Bouazizi el 17 de diciembre de 2010.

(Ver enlace http://www.elpais.com/articulo/internacional/joven/martir/cambio/destino/pais/elpepuint/20110115elpepiint_5/Tes)

Todos los engañados, despojados, despreciados, utilizados, reprimidos, olvidados, abandonados y oprimidos del Mundo, justamente indignados, tienen la oportunidad para adoptar las normas de convivencia ajustadas a sus tradiciones, siempre y cuando respeten la vigencia de los Derechos Humanos como la guía universal para esa Sociedad Democrática Global que dé al traste con el Nuevo Orden Mundial de los potentados.

Éstos, cada vez están más desenmascarados de modo que son más impotentes para adelantar su planeado Apocalipsis, aunque los daños que causan son crecientes. En consecuencia, es urgente detener a los grandes canallas si aspiramos a conservar alguna esperanza de reparar sus estropicios y de sobrevivir como especie, pues la mera reproducción de las tasas de depredación actuales asegura que a corto plazo la catástrofe se volverá incontrolable. De ahí el rechazo al aumento del PIB primario, que debería convertirse en una prohibición inmediata y absoluta al saqueo de la Naturaleza, de una vez por todas, exigiendo la reconversión energética, por ejemplo.

De este tenor son las motivaciones de los indignados. Constituyen la guía de su acción capaz de hacer la indispensable revolución mundial que nos dignifique, derrotando definitivamente a los potentados de todos los pelambres, junto a sus siervos.

La situación de Yemen, Bahrein y Siria, sometidos a una brutal represión, exige una solidaridad inmediata, global, contundente, activa y multitudinaria, pues las carnicerías de pueblos causan mucha más indignación, ¡y no estamos dispuestos a seguir tolerándolas!

¡Participar es una decisión personal y libre, para espanto de los impostores acostumbrados a guiar las conciencias ajenas tanto como a descalificar a quienes no se les sometan!

ANEXOS:

1. “Aznar califica el movimiento 15-M de extrema izquierda marginal antisistema”, tomado de elpais.com

2. Dada la coyuntura electoral en varios países, me permito adjuntar el siguiente archivo, conformado a partir de un correo electrónico que recibí y al que llamé: “MEDIDAS SENSATAS”. Sin duda, tiene que ver con la realidad que nos agobia y nos exige intervenir de alguna manera, antes de que muramos.

3. Debido a que los engaños provienen de todas las ideologías, incluyo un documento de la asamblea Popular del Uruguay que lo confirma: “Declaraciones de Tabaré Vázquez”. El personaje es un ex presidente de su país, ficha destacada del Frente Amplio que se dice popular (como el PSOE en España, por ejemplo) pero es un lacayo más del Imperialismo, y, para acabar de ajustar, enemigo de los pueblos hermanos. Por eso, ningún político es confiable pues, como cualquier ser humano, se corrompen cuando las circunstancias les son propicias.

******************/*/*/*/*/*/*/*/*

RECHAZOS

Si no desea seguir recibiendo envíos de mi parte, responda o remita un mensaje con el Asunto o Referencia: NO DESEO MAS ENVIOS.

CONTRIBUCIONES

Aunque nadie lo ha hecho, si desea contribuir a la financiación de estos envíos, puede hacerlo mediante consignación o transferencia a la Cuenta de Ahorros 3988 7000 4049 de DAVIVIENDA, en Colombia

LIBRO NUEVA ERA CONTRA CRISIS, eL cAMBIO eS tOTAL (en PDF)

Si desea recibir el libro virtual, reporte su contribución, cualquiera sea su monto, identificando la operación correspondiente,

a la dirección nuevaeracontracrisis@gmail.com

Gracias, DBP

No hay comentarios.: