Materiales publicados

lunes, 13 de junio de 2011

QUÉ HACER POR CHÁVEZ MIENTRAS RECUPERA SALUD



Gaspar Velásquez Morillo

De distintas partes del mundo han llegado notas de solidaridad al saberse la intervención quirúrgica a la que fue sometido el Comandante Chávez, todas las misivas convocan al reconocimiento de sus méritos, el exhorto a velar por su salud y la pronta recuperación.

En Venezuela las opiniones pueden estar divididas, verdad? Es posible. Hay que ser realista. Pero salvo el extremo de la irracionalidad es que se le acuñe al convaleciente presidente aún todos los males del mundo o los problemas que en esta tierra de encanto se le endilgan a ese gladiador por la paz y la justicia y la soberanía nacional.

Es de humano la merecida recuperación y el exhorto de que el Comandante vele por su salud y debemos sumarnos a ese exhorto y a ese reclamo que la autoridad histórico- política-social nos da como compañeros de viaje, de aventura, de comunes soñadores; sin embargo, son ineludibles “los peros” hay quienes pedimos que este aquí pero “para que siga trabajando por todos y por todo”, “que lo necesitamos”, “que venga que la lucha lo espera” “que te queremos pero trabajando” muchas son las expresiones de admiración, de acompañamiento, eso si, te queremos trabajando, pero decíamos que siempre hay “peros” te queremos pero es trabajando, ¿masná!?

Otro “pero” más, ¿acaso al Comandante lo desampara la Ley del Trabajo o el posible Código del Trabajo?

Pero veamos bien, en el país que se sepa, nada se ha paralizado, Guayana si llama la atención por la lucha que tiene que dar el propio movimiento clasista socialista de trabajadores y trabajadoras y el pueblo-pueblo de ese estratégico estado contra las mafias sindicales y aliados partidistas e institucionales enquistados en las industrias básicas donde de seguro consiguieron terreno fértil para “EMPIOJAR” allí y conquistar espacios para albergar a la contrarrevolución o lo otro es posible también, que descuidamos espacios lo que permitió a la contrarrevolución colarse con cierto amparo o condescendencia de quienes están pensando más en proyectos personales que en el Proyecto Socialista Bolivariano, lo cierto es que las y los contrarrevolucionarios en Guayana se presumen de ser pavos reales de la comarca.

Otros quienes también aplauden cuando oscurecen estados completos son los que han paralizado el fluido eléctrico en algunas regiones del país cuyas actitudes de sabotaje ponen en riesgo la prosperidad y bienestar del pueblo ya que desborda lo estrictamente institucional para convertirse en problema de Seguridad de Estado, además de ser un problema político social que no hay otro recurso que hacerlo un problema donde participe el pueblo en su conjunto y no exclusiva responsabilidad del ministro Alí Rodríguez y de algunos sectores del ministerio del ramo, por lo tanto hay que concienciar y organizar a todos y todas las revolucionarias que allí laboran.

Vale destacar, que hasta generales del Comando Estratégico Operacional y de otras estructuras de mando y orientación en distintas zonas del país han “debutado” como analistas, arengadores, se visualiza que tienen criterio, tienen conocimiento de políticas públicas y de las dinámicas sociopolíticas, ya no se les ve llevando maletines o los neceseres o abriéndoles las puertas a las damas de compañía o “segundo frentes” gentilezas que se hacían ya no por cortesía sino que era una manera de garantizar las recomendaciones del caso para el “merecido” ascenso del tradicional mes de julio.

El gabinete y sus respectivas estructuras ministeriales se ven desplegados en el país –con sus bemoles- pero están en cualquier parte del país, liderados por el Vicepresidente, lo cual demuestra que el Comandante Chávez dejó tareas bien definidas para toda la estructura, en cuanto al presidente de la Asamblea Nacional –también otro batacazo institucional y de masas- pide leyes para aprobarlas y firmarlas. Así como han surgido otros batacazos en otros ámbitos sociales, políticos, en fin, se ve un país motorizado, dinamizado, cumpliendo sus metas.

De contraparte tenemos alguna gente resentida como queriéndole caer a piedras al escenario de la lucha de clases, pero no al adversario histórico de clase, a los enemigos de la humanidad que tiene expresiones aquí, sino, lanzarle piedras por mampuesto al Comandante Chávez, tirarle piedras para inmediatamente esconder la mano, claro! que hay que criticar y hay de sobra para criticar pero se percibe a todas luces que lo que se quiere es someterlo a la presión interna e internacional para sentarlo a “negociar” pero…¿negociar qué? será en última instancia negociar será notoriedad porque aparecerá inevitablemente en los medios de comunicación u obtener y mostrar la fotografía con Chávez para a partir de allí tomar lustre y alimentar la vanidad pero a pesar de esos desvaríos esta revolución quien la alimenta, quien la impulsa es el propio pueblo, lo que hay que hacer es hablar directamente con el pueblo dado que Chávez es el pueblo, es un sentimiento anidado en el corazón del pueblo.

Si de derecha se trata, la derecha, que se declara públicamente de derecha, por su parte está desconcertada, de quién puede hablar? contra quién puede hablar? Salvo conspirar algunos de ellos porque cuáles sentimientos de masas levantan con su presencia, con sus discursos, la tabla de salvación que tienen cuando son útiles a la oligarquía pitiyanki son los medios burgueses de comunicación y dichos medios también los condenan al ostracismo cuando se los pide el Imperio.

Ya hay evidencias de lo que podemos hacer mientras el Comandante se recupera y se incorpore a la batalla de la cual de seguro no ha salido. Esta es una lección de la historia. Recordemos que el Comandante siempre rinde cuenta y recordemos también cuando minutos antes de sus alocuciones públicas al regresar de cualquier gira el camarada William Lara le brindaba el parte del país. La revolución está madurando. ¡Masná!

No hay comentarios.: