Materiales publicados

jueves, 14 de abril de 2011

Venevision escribió la cruenta novela del 11 de abril de 2002


José Luís Carpio


Durante los sucesos de abril de 2002, Venevision y RCTV tuvieron activa participación con emisión de propaganda y mensajes subliminales que favorecieron a los golpistas. Todos los actores, civiles y militares, pasaron por los estudios de esos medios, especialmente por el canal del empresario Gustavo Alfredo Cisneros Rendiles. Desde esa TV funcionó algo parecido a una sala de guerra montada por la acción encubierta de la CIA en Venezuela.

La relación del grupo empresarial con intereses norteamericanos se remonta a la Guerra Fría y a la lucha de Estados Unidos por frenar el comunismo en América Latina. En los años 70, el anticastrista Orlando Bosch reveló en una entrevista realizada 30 años después, la colaboración de la televisora para atentar contra Fidel Castro:

– ¿Cuál fue el atentado contra Castro en el que estuvo más cerca de lograr su objetivo?

–Fue en Santiago de Chile, en 1971, bajo la presidencia de Salvador Allende. Fidel estuvo un mes en Chile. Dos hombres de nuestro grupo fueron a este país con carnets de periodista del canal de televisión venezolano Venevisión. Llevaban una pistola del calibre 45 dentro de una cámara fotográfica. El plan fue respaldado por el jefe de inteligencia chilena, Manuel Contreras. Sus agentes dijeron a nuestros hombres que se tirasen al suelo después de disparar y que simularían que les detenían. Estaban a dos metros de Castro. (http://centroschilenos.blogia.com/2006/082005-entrevista-a-orlando-bosch-empedernido-anticastrista.php).

La amistad de Cisneros con el ex director de la CIA y presidente de EE UU, George Bush padre, va más allá de la pesca. Poco antes de ejecutarse el golpe de Estado, Bush visitó Venezuela. Una visita de relax que pudo traer otro mensaje. El magnate es amigo de altos funcionarios que participaron activamente en la operación secreta ejecutada por la CIA: George Bush, José María Aznar, Otto Reich, Charles Shapiro y John Negroponte, entre otros.


Un año antes de los hechos de abril, el presidente de España, José María Aznar concedió la nacionalidad española por carta de naturaleza a Gustavo Alfredo Cisneros Rendiles por Real Decreto 973/2001 y firmado por el Rey Juan Carlos. El presidente Leonel Fernández también le otorgó la nacionalidad dominicana en 2010 por disposición contenida en el decreto 9-10 y sustentado al amparo de la Ley 1683 sobre Naturalización, vigente desde el año 1948.

La ODC tuvo influencia en el alto Gobierno y logró filtrar a su asesor de seguridad, William Bratton, ex Comisionado de la Policía de Nueva York para adoctrinar a la Policía Metropolitana en temas de “seguridad” en el Gobierno capitalino bajo el mando de Alfredo Peña, personal de confianza de Venevision. Curiosamente, sucedió poco antes del golpe de Estado de abril de 2002. La relación de la organización con la Embajada norteamericana fue directa. El entonces embajador Charles Shapiro se reunió el 10 de abril de 2010 con el comandante de la PM, Alfredo Peña ¿Qué órdenes recibió el periodista desterrado hoy día?

La programación del canal, antes y durante de los sucesos de abril fue un bombardeo propagandístico que justificaba la salida de Chávez. Noticiarios, programas de opinión, humorístico y noticias con mensajes subliminales, formaron parte de la propaganda negra. Los militares disidentes al igual que los políticos como Miquelena, justificaron los hechos desde la sede de Los Caobos. Los sucesos de Puente Llaguno se transmitieron desde ese canal. Curiosamente la única cámara apostada en ese lugar era de Venevision con información sesgada y que fue gratificada con el Premio Rey de España.

El editorial de Cisneros cuando Chávez fue derrocado fue muy elocuente:

“Hoy se le ha devuelto a nuestros niños, a nuestra juventud, a toda Venezuela, el derecho y la esperanza de poder vivir mejor. En Venevisión nos sentimos orgullosos de nuestra contribución a la patria con la cual siempre hemos marchado de la mano. Invitamos a todos los venezolanos a trabajar con dedicación, con honestidad, con la fe puesta en un mañana mejor. Invitamos a celebrar este renacer patrio, a los que se fueron, a los decepcionados, a los que dudaron, a los que perdieron la ilusión. Invitamos a todos a la unidad que es el sentimiento que debe reinar entre todos los venezolanos. Reconciliación es la consigna, sólo unidos construiremos un gran país. Exhortamos al nuevo Gobierno a ser respetuoso del hilo constitucional, el respeto de los derechos humanos y a la libertad de expresión. Venevisión: La emoción de creer en Venezuela…”. Editorial leído por el ancla Unai Amenabar, 12 de abril de 2002.

Desde República Dominicana, Cisneros trabaja desde la sombra. Logró persuadir a Chávez para que lo sacara de su lista negra, gracias a la sociedad con Jimmy Carter y las multinacionales que lo llevaron a la presidencia de EE UU. Se le atribuye su influencia para que María Corina Machado se reuniera con George Bush en la Casa Blanca. Del “empresario global” no hablan los medios del Bloque de Prensa ni televisoras privadas. Los medios alternativos son la respuesta al silencio informativo.

No hay comentarios.: